Después de una militancia mayor a los veinte años, fuentes enteradas confirman que el día de ayer, el ex diputado local y federal y ex secretario en la administración estatal anterior, Enrique Torres Delgado, renunció a su militancia en el PAN, particularmente por la falta de democracia que impera al interior de ese instituto político y por no haber estado de acuerdo en las formas adoptadas para la selección de candidatos.

El arquitecto, como se le identifica,  buscará nuevos horizontes quizá por la independiente, pero su decisión deja mal colocado al PAN, quién ya no siente lo duro sino lo tupido, más cuando las precandidaturas a la alcaldía destapadas al momento, la autoridad electoral las tiene en veremos y nada se define aún.